Facebook

PREPARA TU CAFÉ


PREPARA TU CAFÉ

¿Cómo preparar un buen café?

La gran pregunta. Y para responderla vamos paso a paso. El primer paso para preparar café es la molienda. Se deben moler los granos hasta obtener partículas más pequeñas, cuyo tamaño varía desde levemente grueso a extremadamente fino. Para conseguir una buena taza de café debemos tener en cuenta 4 factores fundamentales:


  * El tamaño de las partículas de café.

  * La proporción específica de café y agua.

  * El tiempo que el café está en contacto con el agua.

  * La calidad del agua.


¿Cómo debe estar molido mi café?

El molido del café es muy importante. Si se ha molido demasiado grueso para la cafetera que se ha escogido, entonces, el agua pasará demasiado rápido a través del café y el resultado será una bebida aguada y sin cuerpo. Recuerda que una taza correcta tendrá entre un 18% y un 22% de extracción. Por otro lado, si el café se ha molido demasiado fino, el café obtenido será muy concentrado, resultando una taza amarga y astringente.

Como norma general, el punto de molienda debe ir acorde con el tiempo de preparación, se debería combinar a tiempos de preparación más largos con partículas más grandes (molido grueso) y a los tiempos de preparación más cortos partículas más pequeñas (más finas).


¿TE GUSTA? Pasa la voz